El monólogo del no vendrás

De Hildebrando Flórez

Una mujer madura y silenciosa, ha gastado su vida en la espera infinita de sus sueños.  Son los últimos minutos de su existencia y su vida se ha agolpado de repente en su memoria.  Sus fantasmas taciturnos le acompañan y han reemplazado el tiempo que ha dejado de existir en la espera interminable de las horas.

Espera por siempre… Porqué no llega?

No hay modo de escapar de su propio encierro. No se atreve a romper sus propias barreras, sus propios miedos…

Proponemos con este montaje, reencontrar ese ser abrumado y solitario que todos llevamos dentro, y que muchas veces deseamos olvidar sin enfrentarlo.

Quizás como esta mujer olvidada por el mundo, nos pasamos la vida a la espera irrenunciable de algo que no vendrá y olvidamos el encuentro con el mundo inexplorado que nos espera al despertar de cada mañana.