Mírame a los ojos

Texto:  Yandei Solviyerte

Dos jóvenes han llegado a su adolescencia en medio de dos realidades diferentes, influenciados por los estereotipos impuestos por nuestra sociedad.

Los ojos que se encuentran en la noche, las manos silenciosas que acarician y esa sensación de pecado y prohibido que acompañan los afectos nacidos del dolor y la desesperanza, se convierten finalmente en la esperanza de las horas de hastío.  Angelita y Amado, a orillas distintas de la vida, con un anhelo inmenso de vivir un amor golpeado por el mundo implacable que se empeña en alejarlos, seguirán soñando que la vida talvez les de otra oportunidad.